A todos nos ha pasado, que por desconocimiento y buena fe nos han timado en algún taller mecánico sin escrúpulos. Por eso hoy queremos darte 4 consejos para que no te estafen en el taller mecánico donde lleves tu vehículo.

Consejo 1: Lleva tu vehículo a un taller oficial

Aunque creas que en un taller más barato te va a solucionar, normalmente los talleres «baratos» no responden cuando después de sacar el vehículo del taller tienes el mismo problema que cuando entraste. Si llevas tu vehículo a un taller donde dispongan de sellos oficiales, tu vehículo no perderá valor a la hora de venderlo en el mercado de segunda mano, dado que llevará los sellos oficiales del taller.

Consejo 2: Exige un Presupuesto previo

Los talleres buenos te harán un presupuesto previo para que lo apruebes antes de que hagan la reparación del vehículo. Normalmente dejas el vehículo para una valoración económica y si la reparación entra dentro de tu presupuesto solo tendrás que dar el ok para que sigan adelante con la reparación

Consejo 3: Pregunta si dan garantía

La mayoría de talleres con cara y ojos dan una garantía sobre las reparaciones. Si tu taller no te ofrece garantías mínimas es que no confían en su propia profesionalidad a la hora de ofrecer resultados.

Consejo 4: Pide las piezas de la reparación

No es la primera vez que ocurre que vas a un taller y te cobran piezas nuevas cuando finalmente ni siquiera las han cambiado. En un taller serio, al finalizar la reparación te darán las piezas estropeadas para que veas que las han cambiado por nuevas.

Fuentes: